¿Quieres lucir un bonito bronceado este verano sin dañar tu piel?

¿Tú también quieres lucir un bonito bronceado este verano? ¡Puedes hacerlo! Desde Revista Saludhable os dejamos con una checklist de consejos de la Dra. Lisset Sardá, especialista dermatóloga en Clínica Vistahermosa. ¡Échales un vistazo y disfruta de un verano con salud!

La exposición a los rayos solares tiene efectos beneficiosos para la salud, pero a la vez es una práctica NO exenta de riesgos. Los productos de protección solar tienen como finalidad la protección de la piel humana de los efectos nocivos del sol. Para ello se valen de la incorporación de ingredientes cosméticos, los denominados filtros solares, que tienen la propiedad de reflejar, absorber o dispersar los rayos solares. De este modo permiten una exposición solar más prolongada y con menor riesgo.

Los productos de protección solar normalmente actúan frente a las radiaciones UVB y UVA. La industria cosmética dispone actualmente de un amplio rango de filtros solares que están regulados en la normativa europea. El gran beneficio práctico del uso de estos fotoprotectores ha sido reducir la aparición de cáncer cutáneo así como de lesiones precancerosas.

CUIDADOS PIEL

¡Hazlo con moderación y adoptando las medidas de protección adecuadas para tu piel!

  • Evita la exposición solar directa durante las 4 horas alrededor del mediodía
  • No lo hagas durante el embarazo o si sigues algún tratamiento con ciertos medicamentos susceptibles de producir reacciones de fotosensibilización
  • Evita la exposición solar en niños menores de 2 años Y si no es posible, deberás optar por extremar las precauciones de fotoprotección
  • Usa fotoprotectores pediátricos para niños mayores de 2 años formulados especialmente para su piel aún inmadura
  • Aplica el producto sobre la piel seca como mínimo media hora antes de que se produzca la exposición
  • Repite la aplicación siempre que sea necesario, en función de las características individuales y de la actividad que hay que realizar. En cualquier caso, se recomienda no exceder las 2 o3 horas
  • Utiliza fotoprotectores labiales con un índice alto de protección, la piel en esta zona del cuerpo es muy frágil
  • Potencia las medidas protectoras con el empleo de sombreros, gorras, gafas y demás prendas de vestir confeccionadas con tejidos naturales que permitan una fácil transpiración
  • Bebe abundante agua y zumos durante y tras la exposición al sol para favorecer los mecanismos termorreguladores fisiológicos y para reponer la pérdida de líquidos a consecuencia del calor
  • Tras la exposición solar y la ducha con agua tibia, hidratar generosamente la piel para regenerar el manto hidrolipídico y recuperar la pérdida de agua

¿Sabes lo importante que es cuidar tu piel y las consecuencias que puede llevar no hacerlo? ¿Tienes alguna duda? ¡Pregúntanos! Nuestros especialistas en dermatología médica y estética resolverán tus dudas encantados

Author: Revista Saludhable

Share This Post On