Mitos de la lactancia materna

  • La Doctora Mireia Ortiz, miembro del equipo de Pediatría de HLA Perpetuo Socorro, repasa los mitos y verdades a la hora de aplicar la técnica más primaria y natural de alimentación de la raza humana.
  • El Área Materno-Infantil de HLA Perpetuo Socorro es una de las más potentes ya que destina grandes recursos a la especialidad, sobre todo los fines de semana las Urgencias donde se produce una mayor demanda.

La lactancia materna es la forma más primaria y natural de alimentar que tiene la especie humana. La organización Mundial de la Salud (OMS) y todas las sociedades científicas la recomiendan durante los primeros 6 meses de vida y mantenerla junto con la alimentación complementaria hasta los dos años de vida o más, según desee la madre y el hijo.

“La promoción de este acto es una de las maneras más eficaces de mejorar la salud de los hijos, por sus beneficios nutricionales, emocionales e inmunológicos. Tiene efectos beneficiosos para las madres, los bebés, las familias, la comunidad, el sistema de salud, el medio ambiente y la sociedad en general. Sus beneficios incluyen la protección de infecciones, alergias, la protección frente a la muerte súbita y tiene un papel protector ante la diabetes mellitus, la obesidad, la caries y la mal oclusión dental. Para la madre, ayuda a la recuperación del peso tras el parto, es un factor de protección contra el cáncer de mama y ovario y disminuye la incidencia de osteoporosis, entre otros muchos beneficios” afirma la Dra. Mireia Ortiz, miembro del equipo de Pediatría de HLA Perpetuo Socorro de Lérida.

Para un buen establecimiento de la lactancia se recomienda que, inmediatamente después del nacimiento, se ponga a todos los bebés sobre el pecho del abdomen de su madre, lo que se conoce como contacto piel con piel. Sería deseable en todos los bebés, siempre que el estado clínico de la madre y del bebé lo permitan. En caso de que la madre no pueda realizarlo se puede hacer con el padre. El primer contacto se debe mantener, al menos, durante dos horas o hasta que la primera toma de lactancia materna se haga de manera espontánea.

En este sentido, la Dra. Ortiz asegura que “nada más poner al recién nacido sobre el pecho de la madre se recupera físicamente del esfuerzo del parto, mantiene el calor natural, busca el pecho de su madre y hace la primera toma de forma espontánea. Este proceso es es clave para el desarrollo de la lactancia materna. También ayuda a la recuperación del estrés, favorece el vínculo madre-hijo, normaliza la glucemia, la temperatura y tiene un efecto calmante”.

Además, durante las primeras dos horas de vida, los recién nacidos están muy despiertos, se encuentran en una fase denominada ‘alerta tranquila’. Pasadas estas dos horas entran en una fase de sueño profundo en la que cuesta que se adapten al pecho. Esta fase es normal y conviene respetarla.

Por lo que respecta a la frecuencia y duración de las tomas, hay que saber que la lactancia materna es a demanda, sin horarios ni restricciones y tenemos que abandonar viejas costumbres que aconsejaban donar el pecho cada 3 horas, durante 10 minutos cada pecho. Ahora sabemos que conviene donar el pecho tantas veces como demande el bebé y hasta que él mismo sea el que deje voluntariamente de mamar.

El pecho ha de ofrecerse cuando el bebé muestre señales de querer (se mueve, abre la boca, chupa el puño, mueve la cabeza buscando el pecho, etc). No hay que esperar a que llore o esté irritable. La lactancia no debe ser dolorosa. Si es así, conviene buscar ayuda para poder identificar la causa, ya que probablemente sea debido a que la posición o cogida no son adecuadas y hay que corregirlo para evitar posibles complicaciones como la mastitis. Los primeros días después del nacimiento son clave para la correcta instauración de la lactancia, tanto los padres como el bebé inician un nuevo camino juntos y experimentarán múltiples sensaciones y dudas. Aunque donar el pecho es un acto deseado y agradable, puede haber momentos de preocupación, desesperación y cansancio y pueden surgir dificultades que provoquen a la madre el abandonar la práctica. En estos momentos es cuando hay que buscar apoyo profesional de expertos para ayudar a superarlos.

El Área Materno-Infantil de HLA Perpetuo Socorro de Lérida es una de las más potentes del centro ya que destina grandes recursos a las Urgencias presenciales de fin de semana para cubrir así una mayor demanda. Se trata de una apuesta estratégica para seguir siendo el centro de referencia en esta área tan especial. En este sentido, el centro abrió hace un año la consulta de Obstetricia y Ginecología los sábados por la mañana, sin necesidad de cita previa, y también ofrecerá Pediatría de Urgencias presencial los sábados y domingos durante el día, quedando localizada en horario nocturno.

El Dr. Xavier Sanuy, Gerente de HLA Perpetuo Socorro, asegura que esta apuesta responde a “querer ofrecer un Área Materno-Infantil más completa, más dinámica y con una respuesta inmediata, contando con nuevos especialistas de Ginecología y Pediatría en Hospitalización y Urgencias presenciales y un equipo de Enfermería de primer nivel”. Con este nuevo equipo se realizan los seguimientos completos de todos los problemas de salud a los que se enfrenta una mujer a lo largo de su vida con una asistencia muy satisfactoria. El Área Materno-Infantil está compuesta por 10 Ginecólogos, 6 Pediatras, 11 Matronas, 1 de ellas responsable del Área de Preparación al Parto y Consultas Externas.

Sobre HLA Grupo Hospitalario

El Grupo Hospitalario HLA está compuesto por 15 hospitales integrados con 30 centros médicos multiespecialidad y una red de unidades de referencia en tratamientos de última generación. 40 clínicas dentales, 9 unidades de reproducción asistida, 26 clínicas oftalmológicas dotadas de la más avanzada tecnología y 464 centros de análisis clínicos completan la estructura que HLA pone a disposición de sus pacientes. Con 1300 plazas de hospitalización HLA es un referente en la atención hospitalaria y ambulante. Más de 35 años de experiencia y presencia en seis países configuran un modelo de atención que basa su filosofía en el trato humano, la excelencia, el liderazgo, la responsabilidad y la especialización.

Author: Revista Saludhable

Share This Post On