La importancia de la fisioterapia en la tercera edad

La importancia de la fisioterapia en la tercera edad

by Ocio

El ejercicio físico durante la tercera edad es muy recomendable para mantener una buena calidad de vida. La realización de deporte y de rehabilitación conlleva unos beneficios altos para los hábitos y la salud de la persona. Por este motivo el papel de los fisioterapeutas es fundamental para poder adaptar el ejercicio físico a las capacidades de cada paciente. Hoy en Revista Saludhable os explicamos los beneficios que tiene la fisioterapia en todas aquellas personas de edad avanzada.

La salud es un tema muy importante y mas con nuestros mayores. La fisioterapia juega un papel fundamental. Mantenerse activo a través del ejercicio y la rehabilitación es clave para poder llegar a la tercera edad en buenas condiciones o recuperar nuestra independencia funcional si hemos sufrido alguna lesión. No obstante, hoy en día todos debemos cuidar nuestro cuerpo y mente ya que así es posible tener un buen futuro: activo, independiente y en forma. Tengas la edad que tengas, debes revisar siempre que sea posible como se encuentra tu cuerpo. Y acudir a tu fisioterapeuta es una excelente forma de alcanzar -y mantener- la independencia funcional.

Las personas en la tercera edad son una población muy grande en cualquier parte a la que vayas. Ellos son una pieza crucial de cada sociedad y necesitan de una atención personalizada. Cuando nos adentramos en los años dorados varios problemas de salud empiezan a afectarte. Más aún que durante esta etapa, las personas se vuelven vulnerables y eso significa que la atención que requieren debe ser cercana y personal.

Cierto es que con el paso de los años se va perdiendo cierta fuerza y agilidad. Los reflejos ya no son los mismos y eso hace que los adultos mayores comiencen a tener ciertas limitaciones en el movimiento. Puede que sus habilidades motoras ya no sean iguales y que comiencen a caerse o que tengan dolores debido a enfermedades limitantes. Eso no puede ser, porque el movimiento es vida y se tienen que mantener activos.

La fisioterapia no solo sirve para la rehabilitación. Existen otros problemas de los que puede hacerse cargo tales como el dolor crónico o la osteoporosis. La fisioterapia está encaminada a la prevención y la curación de las consecuencias de estas enfermedades. Más que todo, ayuda a aliviar el dolor crónico que los ancianos pueden llegar a sufrir. Lo que sucede, es que las terapias manuales que dan los fisioterapeutas en las clínicas se centran en activar los mecanismos de regulación de la sensación del dolor que tiene el propio organismo. Estos masajes son muy buenos y ayudan a mejorar la sensación que transmiten los nervios.

Beneficios generados de la fisioterapia de forma regular:

  • Aumenta la elasticidad y disminuye la discapacidad.
  • Reduce la ansiedad y el estrés.
  • Previenen y disminuyen los riesgos que traen consigo patologías como: sobre peso, diabetes mellitus, osteoporosis, cáncer de colon, enfermedades arteriales, endometriosis posmenopáusica, problemas emocionales y accidentes relacionados con caídas.
  • Incremento de la confianza en sí mismo y de la autoestima.
  • Ayuda a conciliar el sueño de una manera más efectiva y positiva
  • Mantiene el peso corporal a niveles saludables y mejoría en la capacidad física.
  • Fortalece de los músculos y los huesos.
  • Reduce los cambios biológicos relacionados con el envejecimiento.
  • Evitan los síndromes causados por la poca Favorece del estado de ánimo.
  • Da un mejor control para las enfermedades de larga duración.
  • incrementa la salud mental.
  • Previene las enfermedades de larga duración de progresión lenta.

A nivel del sistema muscular los beneficios se aprecian en:

  • Da mayor fuerza y flexibilidad.
  • Disminución a la velocidad de producción de la osteoporosis, aunque no Aumenta la densidad de minerales en jóvenes, el mantenimiento de estos en adultos jóvenes y retroceso del deterioro en los adultos mayores detiene la pérdida avanzada de hueso.
  • Disminuye la velocidad de contraer osteoartritis.
  • Aporta ventajas específicas del ejercicio de alto impacto en el hueso.
  • Reduce la vulnerabilidad de contraer alguna discapacidad funcional en los adultos mayores.
  • Incrementa el equilibrio, los movimientos y el desempeño físico funcional.

En personas mayores con enfermedades coronarias:

  • Disminuye la baja actividad y aptitud física, los cuales constituyen los principales factores de riesgo para la enfermedad en la circulación de las arterias en hombres y mujeres.
  • Prevenir los accidentes cerebrovasculares como derrames cerebrales.
  • Contribuir al tratamiento de la enfermedad vascular periférica.
  • Modificar otros factores de riesgo a problemas con el corazón como disminución de la presión arterial y los cambios en los perfiles de los ácidos grasos.
  • Disminuir el riesgo de morir por enfermedades en las arterias comparadas con las personas que fuman con frecuencia.

Con esto se quiere decir que la práctica de una vida activa frecuente hace que la persona se sienta bien psicológicamente ya que reduce la ansiedad y mejora la autopercepción, de igual manera ayuda a aliviar el estrés y mejora el sueño.

¡No esperes más!

You may also like

Leave a Comment