Día Mundial contra la Hepatitis

Todos los 28 de julio se celebra el Día Mundial de la Hepatitis, con el objetivo de concienciar a la población en general sobre esta enfermedad, que si no es tratada como corresponde puede derivar en consecuencias de gran perjuicio sobre la salud como cáncer de hígado o cirrosis.

Hay que recordar que esta afección generalmente no presenta síntomas y se transmite cuando se produce un contacto entre sangre sana con sangre infectada por el virus C: transmisión vía parenteral o por no adoptar medidas asépticas adecuadas a nivel hospitalario en transfusiones o la utilización de hemoderivados para el tratamiento de otras enfermedades, así como también por compartir jeringas, en centros odontológicos, lugares de aplicación de piercings y tatuajes, podólogos, entre otros.

 La palabra “hepatitis” significa, simplemente, inflamación del hígado, sin apuntar a ninguna causa específica. Una persona con hepatitis puede:

  • Padecer uno o varios trastornos, incluyendo una infección vírica o bacteriana del hígado.
  • Padecer un trastorno autoinmunitario que afecta al hígado.
  • Haber sufrido un traumatismo abdominal en la zona del hígado.

Lo más habitual es que la hepatitis haya sido provocada por uno de los siguientes tres virus: el virus de la hepatitis A, el virus de la hepatitis B o el virus de la hepatitis C.

Author: Revista Saludhable

Share This Post On